Roger Federer es el espejo donde los "millennials" deben mirarse

   @BrunoEarthsport    29 Ene 2018


Los "millennials" es descrita como la generación perdida en el ámbito laboral y social. Se dice que son jóvenes que reúnen la fatal combinación de falta de oportunidades con apatía (sin afán de superación, ni estímulos y además conformistas)

Generación criticada pero a la vez envidiada por los amantes del deporte ¡Qué década de genios les ha tocado vivir! Usain Bolt, Michael Phelps, Tom Brady, Lionel Messi o Roger Federer. Son deportistas que han convivido junto a la juventud de los millennials y sus pantallas, expresando valores totalmente opuestos a los que se señalan a dicha generación. 

Para ser leyenda del deporte no solo vale con la genialidad efímera. La fórmula del éxito es una combinación de durísimo trabajo diario, ilusión por la superación e innovación, humildad y obviamente el talento innato. Son valores que vendrían muy bien de espejo a una sociedad "desarraigada y sin objetivos, que un día les dijeron que serían estrellas del rock o del deporte y que se están dando cuenta de que no lo serán". Para ellos, en el día de ayer, Roger Federer les mandó un mensaje de optimismo: "Qué con un amor incondicional por el tenis es capaz de seguir en activo con 36 años y ganar su vigésimo Grand Slam, para convertirse, por mayoría abosluta, en el mejor tenista de la historia." 

Roger Federer lo ha ganado abolutamente todo en el tenis, y aún así, sigue entrenado con la misma intensidad que el adolescente de 18 años que quiere llegar a ser profesional y poder vivir del tenis. Federer tiene cuatro hijos, y combina esa tarea de ser padre con ser el mejor de la historia en su profesión y además tiene la humildad de dar todo el crédito a su mujer. Personas así, deben ser el espejo de una juventud que por momentos ha perdido la esperanza y a quienes sus ídolos le han demostrado que solo necesitan amor, pasión y mucha perseverancia en sus oficios.