Tuca y Tigres, una pareja de época

   Carlos Rodríguez Ávila / @miyagui_flx    16 Dic 2017


¿Los equipos de época se hacen por los trofeos conseguidos, por la popularidad que las escuadras adquieren en el pueblo o por su estilo de juego? Si respondiste sí a cualquiera de estas opciones, o en su defecto, has respondido afirmativamente a las tres, estás de acuerdo con el título de esta columna.

Los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León son un ejemplo de proyecto deportivo, desde que CEMEX tomó a los Tigres ha ido cosechando triunfos, aunque como toda revolución, no ha rendido frutos inmediatos y han tenido que pasar un par de décadas y varios ajustes sobre la marcha para que el proyecto ya pudiera ser nombrado como uno de los mejores de la Liga MX.

La primera final vivida en el Estadio Universitario fue apenas cuatro años después de la compra, en el Invierno 2001, aquella la perderían contra otro proyecto que venía proyectándose de manera más inmediata, contra Pachuca que en esa serie contó con un Walter Silvani en un nivel superlativo.

La historia se repetiría apenas dos años después pues en el Apertura 2003 los Tigres volverían a caer ante el Pachuca, quienes sacarían una gran ventaja en la Bella Airosa en la ida, ganando 3-1 para que el 1-0 de los locales en la vuelta no fuera suficiente.

Como reza el dicho, la tercera sería la vencida y en el Apertura 2011 un equipo dirigido por Ricardo Ferretti y liderado por Damián Álvarez, Juninho y Héctor Mancilla se hizo con la tercera estrella del club, la primera después de 29 años. Pero antes de continuar me gustaría explicar cuatro detalles vitales que a mi manera de ver han llevado a Tigres a donde está:

 


Ricardo Ferretti

Sin duda que Tigres ha dado un ejemplo de cómo llevar un proyecto técnico en un país donde tiro por viaje ruedan cabezas de técnicos, a quienes no se les tiene paciencia ni sustento al proyecto. El Tuca junto con una gran directiva se han rodeado de grandes pupilos y poco a poco ha escalado peldaños hasta llegar a ser el segundo mejor director técnico de la historia en México, lo dicen los números. Se ha convertido en el técnico con más finales dirigidas en el balompié nacional y tras la reciente obtención de la sexta estrella del Tigres, su quinto título, es el segundo técnico más ganador en la historia de la Liga MX, empatado con Raúl Cárdenas y sólo siendo superado por Don Nacho Trelles, quien tiene siete títulos.

Cabe recordar que recientemente renovó hasta el 2020, con lo que al cumplir su nuevo contrato será el segundo técnico con más tiempo a la cabeza de un club, empatando a Antonio ‘La Tota’ Carvajal, quien estuvo 10 años al frente del Atlético Morelia y sólo quedando atrás de Javier de la Torre, quien dirigió a las Chivas por 13 años.

 


Dinero, bien invertido.

El club también ha dado una muestra de cómo se debe invertir el efectivo en los jugadores, haciendo una base sólida no sólo para el campo, sino también para el vestidor, teniendo como principales figuras a Juninho, Damián Álvarez, André-Pierre Gignac y Nahuél Guzmán, sabiendo suplir la salida de figuras como Lucas Lobos, Guido Pizarro y Héctor Mancilla.

Además, los felinos se han dado el lujo de poder darle salida a otras tantas figuras como Guido Pizarro, Andy Delort, Egidio Arévalo, Joffre Guerrón y Rafael Sobis. Sin duda que pese a que son la plantilla más costosa de la Liga MX, teniendo un valor de 71.5 millones de euros y superando por casi treinta a los Rayados (44.6 mde), que son el segundo más caro del país, los hechos demuestran una continuidad pues desde su título en el Apertura 2011, sólo han faltado a dos Liguillas (Apertura 2012 y Clausura 2014), además de ser el primer equipo en la historia de los torneos cortos que disputa tres finales seguidas (A2016, C2017 y A2017), ganando dos de ellas.

 


La revolución… dentro de la revolución.

Tigres cuenta con un vengador de las sombras, con un pilar que no se ve frente a las cámaras pero que es igual de importante que todos los demás. Miguel Mejía Barón salió del retiro en julio del 2014 para llegar a los Tigres y tener un puesto ‘diferente’. El extécnico de la Selección Nacional se incorporó al cuerpo técnico como ‘colaborador’.

La labor de Mejía Barón es tener otra perspectiva del encuentro, desde las gradas, fuera de ese calor en el que entrar cuando estás en cancha, ayudar al repaso del partido anterior y al estudio del rival en turno. Además que hay que mencionar que uno de sus principales aportes al equipo fue el ayudar al Tuca a lidiar con su carácter, pues desde su llegada pudimos ver menos desplantes por parte del timonel de la UANL.

 

 


La afición más efervescente de México.

Pese a las polémicas que pueda tener Libres y Lokos (polémicas que gozan el 90% de las aficiones en México), sólo hay algo inobjetable dentro de todo esto: Vivir un partido importante en el Estadio Universitario es un espectáculo irrepetible dentro del balompié azteca.

Con recibimientos de nivel mundial, la afición felina sin lugar a dudas es la más cálida de México y ojo, que a tus aficionados fieles los tienes siempre cerca, pero tener llenos asegurados sólo te lo ganas con un estilo de juego y con trofeos. Nuevamente Tigres da un ejemplo a la Liga MX: el invertir bien tu dinero en cancha te dará de remuneración gradas llenas.

El resto de esto son las finales jugadas, en Libertadores, Concachampions, Copa, Campeón de Campeones, Supercopa y todo lo que se nota a simple vista.

No sé qué otra duda puede quedar de qué Tigres está escribiendo historia a lo grande en México, pues personalmente creo que la historia está ahí, no se puede borrar pero tampoco se puede vivir de ella y si nos ponemos a revisar el historial de la Liga, en los últimos 20 años los ‘4 grandes’ han dormido más en sus laureles que reafirmar lo que son y proyectos serios como Pachuca, (el segundo aire de) Toluca, Tigres y Rayados poco a poco empiezan a pisarles los talones a esos ‘grandes’, y de los últimos 40 títulos, ellos ostentan 20 mientras que entre Cruz Azul, Pumas, América y Chivas sólo llegan a 11.

¿O qué? ¿El título de grande sólo estaba disponible en el siglo pasado?