¿Por qué el Barça apoya a los prisioneros políticos catalanes independentistas?

   @BrunoEarthsport    03 Nov 2017


La ciudad de Barcelona amaneció dolida luego de que ocho ex ministros del gabinete de la Generalitat, incluido su ex vicepresidente, Oriol Junqueras, pasaran su primera noche en prisión tras declarar la independencia, ilegal para el Estado español, días atrás. Tras esta noticia el FC Barcelona ha emitido un comunicado en el que "lamenta los encarcelamientos dictados por la Audiencia Nacional y expresa su solidaridad con los afectados y sus familias".

¿Por qué un club de fútbol toma iniciativa y una postura de forma oficial sobre un asunto político. La respuesta la dan las siguientes líneas que resumen el siginificado de "més que un club" (más que un club), que el propio F.C Barcelona ha publicado en su página web. 

Més que un Club

El Barça estuvo siempre con los sentimientos catalanistas, de defensa de la lengua y la cultura propia, y de la democracia. Por ello, aunque el catalán no era lengua oficial, en 1921 el club ya redactó sus estatutos en la lengua propia de Catalunya. También en aquella época, en 1918, el club se adhirió a la petición de un estatuto de autonomía para Catalunya, que reivindicaban todos los sectores del movimiento catalanista. Esta orientación del club le valió las represalias de las autoridades españolas, y durante la Dictadura de Primo de Rivera el club fue clausurado durante seis meses.

El presidente Josep Sunyol abanderó el proceso con el lema 'deporte y ciudadanía', que precisamente reclamaba esta implicación del mundo deportivo en los asuntos sociales y culturales del país. Sunyol, que también era diputado, fue fusilado en los inicios de la Guerra Civil, en 1936. El club fue en aquel momento un referente de la defensa de la República, como fue patente con la gira que hizo por México y Estados Unidos en 1937.

Al terminar la Guerra Civil, la dictadura del general Franco quiso acabar con la significación social del club. Le castellanizó el nombre e hizo sacar las cuatro barras de la bandera catalana de su escudo. A pesar de la persistencia de la dictadura, a finales de los años sesenta el club intentó ir recuperando su espíritu, como se puso de manifiesto en uno de los discursos del presidente Narcís de Carreras, que es la persona que pronunció el famoso 'més que un club' en 1968.